info@servitrader.com

Operar desde el miedo

 

Tras el análisis preliminar, tomas la decisión de introducir la orden de compra o de venta, ésta se ejecuta y, a partir de ahí… ¿qué ocurre?

Empieza el baile emocional, independientemente de que lo analizado sea correcto, hayas entrado en un buen punto de entrada con una buena relación riesgo/beneficio. Puede suceder, como vemos en el siguiente ejemplo, que la operación vaya a tu favor, y hayas eliminado el riesgo en ella.

 

Pero la “amígdala” y el sistema límbico toman el control, ante la percepción de una amenaza por miedo a no ganar lo suficiente (p.ej. tras una posible secuencia de operaciones negativas en la semana)

Y ocurra esto:

 

 

El precio se gire bruscamente y no esperemos a que se ejecute el stop de protección (que está puesto correctamente según el análisis de la estructura de mercado que hicimos). El sistema límbico es más veloz que el sistema cognitivo y cierra la posición.

Siguiendo la evolución del precio en horas posteriores, certificamos nuestra mala operativa (aun cerrando en beneficios). El precio alcanzó el objetivo fijado por nuestro análisis y, de haber mantenido el stop, hubiéramos recibido el premio completo y compensado las pérdidas de operaciones anteriores. El mercado paga muy bien cuando operas con dominio de tu parte emocional.

 

 

Afortunadamente, todo tiene solución. Desde ServiTrader enseñamos cómo llevar un diario de trading y poner por escrito cómo te sientes y los motivos para entrar y salir de una operación, desconecta momentáneamente el “circuito” de la amígdala y tomamos la decisión desde nuestro lado cognitivo.

Modesto Urueña

Master Practitioner PNL