info@servitrader.com

TAXIL: La nueva novela de María Viedma

Dentro de las actividades de apoyo a la Cultura de ServiTrader, nos hemos reunido hoy en nuestras instalaciones de Málaga con la escritora  malagueña María Viedma García, que acaba de publicar con éxito de crítica y de ventas su última novela, TAXIL, una novela histórica sobre noticias falsas en la prensa del siglo XIX.

 

María Viedma nos asegura que su novela narra hechos históricos tan desconocidos y sorprendentes, que algunos lectores podrían caer en la tentación de pensar que son fantasía. De ahí, que nos advierta que se trata de una novela basada en hechos reales, de esos que superan con creces la ficción.

TAXIL nos transporta al París de finales del siglo XIX y nos hace testigos de un singular encontronazo entre Iglesia Católica y Masonería que no dejará indiferente a ningún lector. TAXIL  (nombre de uno de los personajes) es una novela apasionante en la que no falta el rigor histórico, pero tampoco el amor, ni el sexo, ni el humor, ingredientes que se entremezclan en un contexto donde las primeras sufragistas, la psiquiatría, la literatura y el arte, sirven de fondo a la trama principal.

 

 

Personalidades de la talla del novelista Juan Madrid o del periodista Juan Antonio Tirado (Informe Semanal), han elogiado este último trabajo de María Viedma, que cuenta en su haber con otra novela también histórica -“El mar de Salomón”- y con un ensayo -“Historia de la Masonería desde una perspectiva de género”- que en 2008 recibió el Premio Internacional María Isidra de Guzmán del Ayuntamiento de Alcalá de Henares

 

 

 

–  ServiTrader (ST): ¿Novela histórica y noticias falsas?, ¿es posible esa conjugación?

– María Viedma (MV) : Sí, claro que es posible, ¡los fakes han existido siempre!, no son una novedad. Mi novela centra su atención en la broma TAXIL, de la cual procede la leyenda negra sobre la Masonería, un engaño multitudinario que duró alrededor de trece años y del que fueron víctimas  (y cómplices) millones  de personas.

      • (ST) : María, eres licenciada en Filosofía, Filosofía pura, ¿verdad?
      • (MV): Sí, “Filosofía pura”, como solía decirse antiguamente.
      • (ST): Sabemos que tu novela, además de ser muy amena y de estar llena de misterio y de curiosidades, nos hace  reflexionar sobre la verdad y la mentira. Cuéntanos un poco…
      • (MV): Mi pretensión con esta novela ha sido interrogarme sobre los límites de nuestra credulidad, sobre la mentira y el autoengaño en su dimensión individual y colectiva. La tesis  presente en la novela es que somos cómplices de quienes nos engañan, que elegimos creer determinadas mentiras porque apuntalan nuestra visión de la realidad y/o nuestros intereses.
      • (ST):  Entonces, ¿qué hay de verdad en eso de que las mentiras tienen las patas cortas?
      • (MV):  No sé si las mentiras tienen o no las patas cortas, lo que sé es que las hay que llegan muy lejos, como por ejemplo, la leyenda negra de la Masonería, que es el tema sobre el que escribo en mi novela. Desgraciadamente, existen mentiras de largo alcance. Utilizando una expresión de “cuentista”, diré que son mentiras que gastan botas de siete leguas y que nos atrapan precisamente debido a nuestra falta de inocencia… sí, has oído bien, falta de inocencia. Me explico: al ser humano le encanta la ficción, le gusta tener cuentos en los que creer, sobre todo si esos cuentos proporcionan solidez y legitimidad a sus intereses, eso hace que determinadas noticias falsas resulten tan digeribles a determinados perfiles de personas. Cada cual engulle la noticia falsa que más se acomoda a su visión de la realidad. En general, creemos lo que nos apetece y conviene creer. Mi novela es la historia de una mentira colectiva. Piénsalo detenidamente y te darás cuenta de que también hoy, entre todos, sostenemos grandes mentiras. Por eso, los hechos que narro en mi novela no nos deberían extrañar, más bien nos deberían hacer reflexionar hasta qué punto somos cómplices de quienes nos manipulan.
      • (ST): ¿Dónde podemos adquirir TAXIL?
      • (MV):  En librerías, por supuesto. Las librerías -grandes o pequeñas- son establecimientos maravillosos que deberían cotizar en bolsa. También se puede encontrar mi novela en:-

                                Librerías Proteo Prometeo

                                todostuslibros.com

                                Casa del Libro

                                Amazon